Yoísmo

Por: CPN Paola Quintana

El Viernes pasado en nuestro espacio en el programa A Media Mañana de Radio La Red Jujuy relacionamos el tema anterior, LA ESCUCHA, con el YO YO. ¿Qué hace que lo relacionemos? Si entendemos que el conversar es como una danza en el que uno da un paso adelante y el otro un paso atrás, es decir uno habla, el otro escucha. El que escucha tiene que tener disponibilidad para hacerlo, debe estar presente a la conversación y hacer silencio.

¿Les pasa o les pasó que no se sienten escuchados por algunas personas?

Cuando conversan dos persona y por ejemplo una dice estoy con un resfrío bárbaro y el otro les dice estoy preparando un viaje espectacular con mi familia…..siguen hablando cada uno de sus temas y se desdibuja lo que podría ser una conversación, por lo tanto no hay relación, cada uno está en su conversación interna, en sus pensamientos e inquietudes y ninguno escucha.

Para los que estamos convencidos que el conversar crea mundos, crea y sostiene relaciones, encontrarnos con alguien que se mira el ombligo,  nos provoca desaliento para conversar, perdemos el interés en relacionarnos con gente así.

Para identificarlas les comparto algunas conductas de estas personas egocéntricas, son personas que no dejan hablar a los demás, no les importa el momento es decir muchas veces son inoportunos, requieren la atención de los demás, siempre comienzan una frase diciendo yo o a mí jamás un nosotros, exagera sus logros, etc.

Hoy cuando pensaba en lo que iba a escribir recordé cuando conversamos con personas a las que queremos ayudar escuchándolas, dándoles nuestro tiempo, compartiéndole lo que escuchamos de su relato y acompañándolas a que cambien la mirada de lo que les provoca sufrimiento y resulta que esa persona no escucha, su reacción a lo que le decimos es “ si, pero…..” y nos esforzamos por mostrarles lo que vemos y nuevamente viene el “si, pero…., entonces ¿cuál es el límite de la ayuda?¿cuánto tengo que darle de mi tiempo a esas personas que sólo quieren hablar y convencernos de lo que para ellos es la verdad o la realidad? La respuesta la tendrá cada uno ya que dependerá del afecto, del compromiso que tengan con el otro, del valor que le den a su tiempo, de la paciencia y la tolerancia de la que dispongan, etc.

Para terminar y poner una cuota de humor, recuerdo una “máxima” de Mafalda, “ALGUNAS PERSONAS NO ENTENDIERON QUE LA TIERRA GIRA ALREDEDOR  DEL SOL, NO DE ELLAS”