“ESPERABA UN MENSAJE CON MÁS SUTENTO”

El concejal del Bloque Justicialista de San Salvador de Jujuy, Matías Domínguez afirmó que“Esperaba un mensaje más contundente y definiciones concretas”

Afirmó que el discurso del intendente Raúl Jorge, en el inicio del periodo de sesiones ordinarias 2021 del Concejo Deliberante capitalino, careció de aspectos esenciales que hacen a la gestión municipal y que dentro de las proyecciones de obras públicas no dio detalles específicos de la planificación que existe para este año. “Esperaba un mensaje más contundente y definiciones concretas sobre los vendedores ambulantes, al sector gastronómico, brindando una ayuda economía, plan de ecología, servicios públicos básicos para los vecinos, entre otros temas

“No es la primera vez que asistimos a la inauguración de un año legislativo donde los anuncios del Intendente Jorge son insuficientes. Hace 14 años que el intendente actual está al frente de la administración de la principal jurisdicción municipal de la provincia, pero sus mensajes parecen propios al de un funcionario que se hizo cargo de una gestión hace poco tiempo.

Me hubiera gustado escuchar al jefe comunal decir mejoras en el transporte público, plan de pavimentos y cordones cunetas, pero solo se animó a decir que 7 cuadras de pavimento se hicieron durante el 2020.

“No dijo nada del Parque Belgrano que no terminó la obra, nada sobre ayuda económica al sector gastronómico que es el más golpeado por la pandemia, menos sobre un plan para la ecología y mucho menos de la situación de los docentes de la Escuela Marina Vilte.”, apuntó.

 En el mismo sentido, Domínguez aseveró que “en muchos barrios capitalinos las carencias son innumerables y que es allí donde se siente con más agudeza la ausencia del Estado municipal”. Sostuvo que “hay barriadas que vienen siendo postergadas desde que se inició la actual gestión, lugares donde no existen alumbrado público, cordón cuneta, mantenimiento periódico de las calles, o un eficiente servicio de recolección de residuos domiciliarios.

 “Lo que vi es muy poca autocrítica y un mensaje tibio que no depara grandes cambios para nuestra Tacita de Plata”, sentenció.