El Silencio, parte esencial en la conversación

Por: CPN Paola Quintana

El viernes pasado en nuestro espacio en el programa A MEDIA MAÑANA, de la Radio Red Jujuy relacionamos lo que habíamos venido conversando en los programas anteriores y conversamos sobre el silencio, es decir el silencio como un ingrediente fundamental en la escucha y el silencio en las personas que identificamos como yo yo.

En la conversación que estábamos manteniendo, Mara me pregunto ¿es lo mismo callar que hacer silencio?, buena pregunta verdad?

El callar es un acto externo, es dejar de hablar, hacer silencio es un acto interno, es dejar a un lado nuestra conversación interna, nuestros pensamientos, nuestras opiniones. El silencio va más allá de solo callar o no emitir ruidos o gestos.

Cuando conversamos, ¿nos callamos para que el otro hable o hacemos silencio? .Es obvio que una persona que necesita ser escuchada busca en nosotros el silencio, ese estar callado sin juicios, sin opiniones, es ese estar aquí para el otro.

A los coaches nos entrenan para hacer silencio, al principio no es fácil no estamos acostumbrados, puede resultar incómodo, puede que la otra persona piense que si no decimos nada es que no la estamos escuchando o que nosotros pensemos que la otra persona piensa eso cuando en realidad es lo contrario. Considero que es cultural, alguien dice algo inmediatamente tenemos que decir algo nosotros. Callarnos como coaches es hacer la mitad del trabajo, porque callar no es escuchar al otro, no hay garantía de que estamos presentes a lo que nos dicen ya que muchas veces seguimos en nuestra conversación interna, en nuestros pensamientos, el desafío es estar en silencio, estar presente sin juicios sólo esperando a que el cliente reflexione sobre lo que dice, sin intervenir.   

Si observamos nuestras conversaciones con personas egocéntricas y sentimos que no estamos siendo escuchadas es que probablemente esta persona  lucha por tener la razón, sostiene su monólogo y  sólo  habla con el fin de reafirmar su discurso.

Entonces es el silencio el que debemos ejercitar y obtener como hábito si queremos crear y sostener relaciones de valor, es silenciar nuestros pensamientos, nuestras ideas, estar para el otro en cuerpo y alma, eso nos permite conversar y recordemos que la conversación es equivalente a la relación.

Finalmente decir que en la conversación hay quien habla, quien escucha para lo cual es necesario que esté en silencio, como en la música, si miramos un pentagrama habrá una nota y un silencio otra nota y otro silencio y así sucesivamente hasta obtener la melodía.