“Declaraciones”

Por: CPN Paola Quintana

En nuestro espacio en el programa A MEDIA MAÑANA, de la Radio Red Jujuy, conversamos sobre las declaraciones.

Las declaraciones son actos lingüísticos que generan  posibilidades, cambian la realidad de quien las realiza. Están relacionadas directamente con el futuro, por ejemplo voy a ser maestro, esta es una declaración que abre posibilidades y me lleva a la acción, si estoy realmente comprometido con lo que estoy declarando, porque tendré que buscar donde puedo estudiar, volver a declarar, voy a estudiar en mi provincia o en otra, etc.

¿Cuál es el poder de las declaraciones? Es que una vez que  sabemos que es lo que queremos, declaramos  que lo vamos a hacer y eso nos sirve de anclaje hacia donde vamos a ir, nos permite poner foco hacia dónde va nuestra vida, que elegimos para nuestro futuro.

Ahora nos pasa que decimos “no sé qué es lo que quiero” muchas veces nos entrampamos en esta frase y eso nos paraliza, ¿Por qué lo hacemos? Probablemente porque una vez que declaramos lo que vamos a hacer, no hay vuelta atrás, comienzan las primeras acciones y muchas veces en ese accionar tenemos que incomodarnos, esforzarnos, a veces hacer pedidos y no nos resulta fácil.

Es importante observar cómo hacemos nuestras declaraciones, muchas veces declaramos de la boca para afuera y no estamos realmente comprometidos con lo que decimos, no es lo mismo declara voy a ser maestro a decir quisiera o me gustaría ser maestro, como verán en los ejemplos, la declaración tiene más fuerza y lo otro es como una expresión de deseo que pierde fuerza rápidamente, hasta si miramos la corporalidad de una persona que declara es totalmente distinta a la de una persona que se conforma con una expresión de deseo.

Algo que también es importante mirar es que las declaraciones se relacionan con la confianza, en uno mismo y con los otros. En el primer caso cuando declaramos, si confiamos en que lo vamos a lograr crece la confianza en nosotros mismos, ahora si no accionamos luego de nuestra declaración obviamente nuestra confianza disminuye.

¿Qué piensan que le pasa a las personas con las que conversamos, cuando declaramos y luego no somos consecuentes con lo que dijimos? Lo más probable es que hagan el juicio que no somos confiable, eso seguramente impactará en la relación.

Entonces, cuando declaremos lo hagamos desde la convicción que lo vamos a lograr, seamos impecables con la palabra para que no quede como un “querer o un gustar” y cuidemos nuestra relación con nosotros mismos y con quienes conversamos.