¡Basta, hasta acá llegamos!

Dura crítica de Contadores a AFIP

Por: CPN Armando Simesen de Bielke (matriculado en Salta y Jujuy)

Es conocido el reclamo realizado por los contadores de todo el país por el insostenible «clima de trabajo» a que nos ha llevado esta burocracia insoportable e indiferente. Horarios extensos de labor diaria para cumplir el infierno de normas dictadas al por mayor, contradictorias, oscuras, inoportunas, productos de la competencia de los organismos nacionales, provinciales y municipales -que integran la denominada «burocracia»- en esforzarse por lograr el primer puesto de la ineficiencia. Pero, por si esto no fuera suficiente, son los clientes-contribuyentes quienes, en lugar de ocupar un lugar en la trinchera del sector productivo, reclaman con ira al «mensajero» por el nivel de sus impuestos.

El Estado ha logrado exasperar a quienes somos los primeros en lograr recaudación impositiva mediante la explicación paciente y diaria de lo que es la «cultura tributaria» y convencerlos que deben actuar colaborando mediante el aporte ciudadano en procura de prestación de servicios que hacen al bienestar general.

MIENTEN LOS ORGANISMOS DE ADMINISTRACIÓN TRIBUTARIA SOBRE SU ROL EN LA RECAUDACIÓN: los verdaderos recaudadores son los agentes de retención, de percepción, los que sufren el «asalto en sus cuentas bancarias y quienes de forma voluntaria presentan sus declaraciones juradas y pagan. Y, peor todavía, esas administraciones «toman parte de la recaudación» (además de las retribuciones normales por el trabajo) para aumentar sus haberes en detrimento de médicos, docentes y policía, que reciben salarios avergonzantes.

¿En la Argentina existen fueros especiales? Y todo lo que nos enseñaron de la Constitución Nacional?